Páginas

lunes, 29 de febrero de 2016

Naranjas escarchadas o abrillantadas


 -Para confitar las naranjas necesitaremos 2 ó 3 días, solo tenemos que dedicarles10 minutos diarios.



   Ingredientes:

  4 naranjas

  500 gr. de azúcar

  500 ml.  de agua

  210 gr. de azúcar para añadir

   15 gr. de sal





  -Limpiar bien las naranjas bajo el grifo, secarlas y cortar en rodajas de medio cm. (5 mm.) deseschando la parte de arriba y la de abajo.
 -En una cacerola poner bastante agua, la sal y las rodajas de naranja con el agua fría. Llevar al fuego y cuando empiece a hervir, cocer 10 ó 12 minutos a fuego suave para que no se rompan las rodajas.
 -Este paso es importante para quitarles el amargor.
 -Escurrir con cuidado y en el mismo escurridor pasar las rodajas bajo el grifo con poca fuerza de agua para queden enteras.
 -Si solo vais a confitar las pieles este paso no tiene importancia ya que no se rompen tan facilmente)
 -En una cazuela ponemos 500 gr de agua limpia, 500 gr. de azúcar y las rodajas de naranja colocaditas. 




 -*Llevar a ebullición y bajar el fuego a muy suave. Dejar cocer 10 minutos y retirar la cacerola.
 -Tapar enseguida con papel film. Vereis que se hincha mucho y parece que va a explotar pero no pasa nada, al enfriar se invierte y el film se abomba hacia abajo. No lo agujeréis.
 -Dejar reposar 12/14 horas, quitar el film y añadir 70 gr. de azúcar de los 210 gr. que nos quedan. 
 -Poner al fuego y cuando rompa a hervir, bajar enseguida a fuego suave y dejar cocer otros 10 minutos.
 -Repetir la misma operación desde el asterisco(*)
 -Así, hasta tres veces, añadiendo los 70 gr. de azúcar restantes.
 -Si queréis más azúcar podéis llegar a los 100 gr. cada vez o 50 gr. si queréis menos.  





 -Cuando haya enfriado, sacad las rodajas y colocarlas sobre una rejilla para que escurran un poco el jarabe. 
 -Podéis rebozarlas con azúcar (se guardan mejor).
 -Dejar secar unos días en un sitio fresco y seco en la rejilla y guardarlas poniendo un papel parafinado entre capa y capa. 
 -Si quereis saltaros el paso de secar, las guardáis en tarros de cristal con el mismo almíbar de cocerlas.
 -También se pueden congelar, yo tengo cascaras confitadas congeladas del invierno pasado.




-El almíbar o jarabe que os sobra, podéis aprovecharlo para empapar tartas y bizcochos.


Con esta receta participo en el Reto de febrero de Cocineros de Mundo en Google+ en el apartado de Dulce .

                                        
                                                        naranjasLU.es




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada