Páginas

domingo, 20 de mayo de 2018

Pa d´oli (Pan de aceite)


 -Este pan lo hacen en una panadería cerca de donde vive mi hija y está muy bueno. Un día decidí  probar fortuna y hacerlo en casa, el resultado fue que en la panadería perdieron un cliente. Estaba tan deliciosamente rico que he decidido compartir la receta.
 -Con las cantidades que os pongo, salen dos panes de unos 20/22 cm.cada uno.



         Ingredientes:
  300 gr. harina de fuerza
  
  250 gr. harina normal
  
  300 ml. agua 

  20 gr. levadura fresca
  
  15 gr. de sal
  
  75 gr. aceite de oliva virgen

  escamas de sal y aceitede oliva para pintar




-Si tenéis panificadora solo hay que poner todos los ingredientes juntos (la sal lo ultimo) y programa amasado de 15 minutos. Si queréis que suba más rápido dejar la masa en la panificadora durante 30 minutos, para eso tendréis que usar el programa "amasado y levado".
 -Para hacerlo a mano, es practicamente lo mismo. Fundir la levadura con el agua y añadir el resto de ingredientes. Hay que amasar 15 minutos o hasta que la masa esté fina y elástica. Dejar reposar en un lugar templado y apartado de corrientes de aire, tapado con un paño de cocina de algodón.







 -Cuando haya doblado su volumen, desgasificar y dividir la masa en dos partes, bolear y colocar sobre una placa de horno. Con la palma de la mano vamos aplastando las bolas hasta un grosor de 1 cm. y medio. Hacer unos hoyos con el dedo y dejar leudar de nuevo.
 -Antes de hornear espolvorear con escamas de sal o cualquier sal gorda especiada y regar generosamente de aceite de oliva virgen.
























 -Poner en el horno precalentado a 220º C. y cocer unos 30 minutos o hasta que coja el color de vuestro agrado
 -La corteza no es dura ni crujiente pero el sabor del aceite y las escamas de sal le dan un sabor muy particular y delicioso.





 -No es difícil de preparar y para acompañar cualquier plato de jamón, quesos o embutidos es ideal.





miércoles, 16 de mayo de 2018

Calabacines redondos rellenos de pescado


 -Parece ser que esta receta es un clásico de Thermomix, pero la mía la tiene mi hija que hace muchos purés y cremas y yo casi no la uso; prefiero cocinar manualmente a no ser que se tenga que picar algo y uso la picadora o amasar que también lo hago a máquina. Pero lo que es cocinar me gusta hacerlo a la antigua.


   Ingredientes:

  3 calabacines redondos 
  
  1 cebolla grande

  1 puerro
  
  2 dientes de ajo
  
  60 gr. tomate frito 
  
  300 gr. pescado sin piel ni espinas
  
  2 huevos
  
  30 gr. queso semi-curado rallado D.O. Mahón
  
  pan rallado, aceite de oliva, sal, pimienta y perejil





 -Cortamos la parte de arriba de los calabacines y guardamos la tapa. Con un sacabolas o una cucharita vaciamos los calabacines reservando la pulpa en un colador para que vaya sacando el agua.(Si le ponéis un poco de sal escurrirán mejor). Tendremos cuidado de que no se rompan al vaciarlos.
 -En una olla ponemos abundante agua y un pellizco de sal. Con el agua fría metemos los calabacines ya vacíos y la tapas, dejamos hervir 3 minutos, los sacamos y escurrimos boca abajo.






 -En una sartén con un par de cucharadas de aceite pochamos el puerro, la cebolla y los dientes de ajo, todo picado finamente. Añadimos la pulpa de los calabacines y cocinamos hasta que se evapore el agua que irán soltado. Agregamos el tomate frito, removemos para que se mezcle todo y echamos el pescado y unas hojas de perejil picado.(Yo puse un trozo de cazón, un rape pequeñito y un trozo de bacalao que me había sobrado de otro plato. Todo en crudo y troceado pequeño). Probamos de sal y pimienta y dejamos unos minutos a fuego medio.
 -Apartamos del fuego y dejamos enfriar un poco, añadimos 1 huevo y mezclamos bien, también ponemos el queso rallado. Si el relleno os queda muy liquido podéis añadir una o dos cucharadas de pan rallado. 






 -Llenar los calabacines con la mezcla. Y aquí llega mi experimento!! Batimos el otro huevo y con cuidado rebozamos los calabacines, primero en el huevo y luego en el pan rallado.(Hice dos rebozados y uno sin). Ponemos en el horno precalentado a 190/200º C de 20 a 30 minutos.
 -A mi me gustaron más los que estaban rebozados, los hice en el horno para no cargarlos de aceite pero si queréis freirlos seguro que estarán riquísimos. 






 -Mirad que jugosos quedaron por dentro y con la mezcla de pescados estaban deliciosos. 
 -Me sobró uno y al día siguiente lo partí y le puse un poco de queso y lo gratiné. Todavía estaba más rico que los anteriores, no se si por el queso o porqué había reposado toda la noche.






P.D: Las tapas también se meten en el horno pero si tapar los calabacines, para que se dore todo      
        por igual. 
        -Se puede poner cualquier queso que os guste, a mi me gusta mucho el queso menorquin  
        artesano y suelo usar este pero un parmesano también la va de maravilla.








 

domingo, 29 de abril de 2018

Cazuela de fideos


 -Para la cazuela de fideos se pueden usar los fideos del grosor que más os guste. En este caso he usado los clásicos de la "Fideuà" pero queda muy bien con unos más finitos. Al no contener cáscaras ni espinas se puede comer a dos carrillos y para los niños es un plato ideal.
 -Como cada mes, el ultimo domingo publicamos en el Reto #Asaltablogs la receta robada al blog sorteado.
-En este caso he plagiado estos deliciosos FIDEOS GUISADOS del blog de Elena Ramirez.




   Ingredientes:

 1/2 pimiento verde

 1/2 pimiento rojo

 1 cebolla

 2 dientes de ajo

 100 gr. tomate triturado

 250 gr. fideos gruesos

 gambas, mejillones, cazón o rape 

 




 -Los ingredientes los he puesto a ojo, más o menos para 2 ó 3 personas. Podéis añadir o quitar a vuestro antojo.
 -Limpiar los mejillones y abrirlos, colar el caldo obtenido y reservar.
 - En una cazuela ponemos un poco de aceite y sofreímos los pimientos, cebolla y ajos cortado todo muy menudo. Cuando se ablande añadimos el tomate y dejamos a fuego suave hasta que se confite.
 -Mientras se hace el sofrito pelamos las gambas y reservamos, sin tirar las cabezas. Cortamos el pescado a dados, guardando las pieles, espinas y sobrantes.
 -En una sartén con un poco de aceite, sofreímos las cabezas de las gambas hasta que estén bien doradas, las echamos al sofrito junto con las espinas del pescado y añadimos 2 litros de agua y un poco de sal.
 -Dejamos cocer unos 20/30 minutos y colamos el caldo.
 (Una buena opción seria sacar las pieles y espinas y triturar con el turmix las cabezas de las gambas y el sofrito. Así el caldo quedará más sabroso y un poco más espeso. Luego colamos con un colador muy fino apretando con un cucharón las cabezas para que saquen todo su sabor). También añadimos el caldo de los mejillones.





-Ponemos de nuevo el caldo colado al fuego, (solo el que se necesite, guardando el resto caliente por si hace falta añadir más durante la cocción de los fideos), añadimos los fideos cuando empiece a hervir junto con unas hebras de azafrán. Probamos de sal y dejamos hasta que falten 4 minutos para que la pasta esté a vuestro gusto. Agregamos las gambas, el pescado troceado y los mejillones sin concha.
 -Dejamos hervir tres minutos más y espolvorear un poco de perejil fresco para aromar.





 -La receta de Elena lleva cúrcuma, yo le he puesto azafrán que le da el tono amarillo y un poco más de sabor. 
 -Es un plato de lujo que se puede preparar sin mucho despilfarro ya que se aprovecha todo. 









 

sábado, 28 de abril de 2018

Guisantes con bacon


 -Si entráis alguna vez en mi blog, veréis que no soy muy fan de las verduras peeeero... como hay que comerlas, de vez en cuando suelo poner alguna receta.
 -Los guisantes y las habas si me gustan mucho pero siempre acompañando de otros ingredientes.


  
    Ingredientes:

1 kg. de guisantes

200 gr. de bacon ahumado

1 cebolla grande

1 pimiento rojo grande 

aceite de oliva 

sal




 -Echamos los guisantes (los mios congelados) en abundante agua hirviendo. Cocemos 8/10 minutos hasta que estén tiernos. Escurrimos y los ponemos en agua muy fría enseguida. Cuando hayan enfriado, escurrimos de nuevo y reservamos.
 -En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y salteamos el bacon cortado a tiritas o a dados, recordad que soltará su propia grasa. Sacar el bacon y en el mismo aceite pochamos la cebolla cortada en juliana. Cuando se ablande, añadimos el pimiento a dados pequeños y dejamos que se vaya haciendo a fuego suave con un pellizco de sal.




 -Añadimos el bacon que teníamos reservado y los guisantes bien escurridos. Probamos de sal. Este plato siempre quedará algo dulzón, todos los ingredientes menos el bacon son dulces y no hay que abusar de la sal o estropearemos el plato.
 -Damos unas vueltas para que se mezclen todos los sabores y apartamos del fuego. Podéis añadirle pimienta negra si os gusta.
















miércoles, 25 de abril de 2018

Espinacas a la crema de queso Mahón-Menorca


 -¿Habeis probado las espinacas con salsa de queso semi? Pues si os gusta el queso y encima es un buen queso de Menorca, nunca más preparareis las espinacas a la crema de otra forma que no sea esa.



  Ingredientes:

 300 gr. espinacas

 50 gr. queso Mahón-Menorca semi

 250 gr. nata o leche evaporada

2 dientes de ajo

 aceite de oliva 

 pimienta negra (opcional)




  - Limpiar las espinacas y dejar escurrir. En una sartén bastante grande (donde quepan las espinacas que abultan mucho y luego se quedan en "na"), poner un poco de aceite, solo el necesario para saltear los ajos picaditos. Echar las espinacas antes de que se queme el ajo y remover hasta que se reduzcan las espinacas.
 -Si vais a usar queso semi menorquín no hace falta poner sal, el mismo queso ya lleva suficiente. De todos modos siempre podréis añadir si elegís un queso bajo en sal.
 -Añadir la nata o leche evaporada,  yo usé la leche que junto con el queso al fundirse queda la textura ideal para mi gusto. Luego va a gusto de cada uno añadir más leche o nata.
 -Dejar unos minutos a fuego suave hasta conseguir la textura deseada; al enfriar espesa bastante, solo hay que añadir un poco más de leche para calentar y listo.





 -Se sirven enseguida y si queréis, con un poco de queso por encima. ¡¡Y ya está!! Riquísimas, con un toque ligeramente diferente y con sabor a Menorca.






 -También podéis gratinarlas en el horno durante unos minutos.








jueves, 19 de abril de 2018

Pastel de fresas


 -Antes de que se acabe la temporada de fresas, os voy a dejar este delicioso postre que hice con las primeras fresas de la temporada y que se me había olvidado en una carpeta sin editar.
 -También aquí se puede jugar con los ingredientes, como por ejemplo poner solo nata, sin queso o poner más yogur y menos queso etc..etc..siempre que la gelatina sea suficiente para que al quitar el molde no se desmorone.


  Ingredientes:

200 gr. nata para montar

250 gr.  queso mascarpone

1 yogur griego

75 gr. azúcar glas

25 gr. zumo de naranja

4 hojas de gelatina

300 gr. fresas naturales

sirope o coulis de fresas (Pincha aquí)

6/8 sobaos





  -En primer lugar forraremos un molde (estilo plumcake) con papel film. Foto

  -Montamos la nata y guardamos en el frigorífico, tapada para que no absorba olores.
 -Limpiamos las fresas y quitamos el rabito, las cortamos en laminas y reservamos.
 -Ponemos la gelatina en agua fría para que se hidrate.
 -Batimos el queso con el azúcar glas y añadimos el yogur, batir hasta mezclar bien. Agregamos la nata montada y seguimos batiendo a velocidad baja.
 -Calentamos el zumo de naranja hasta casi hervir; escurrimos las hojas de gelatina y las disolvemos en el zumo hasta que no queden grumos.
 -Dejamos entibiar y lo añadimos a la crema de queso y nata muy despacio y sin dejar de batir suavemente.





 -En el fondo del molde ponemos una capa de crema y encima unas fresas laminadas; capa de crema y otra de fresas y así hasta acabar con la crema que será la ultima capa. Dejar 1 cm. para poner los sobaos.
 -Poner una cucharada de sirope de fresas sobre cada sobao y colocarlos encima apretando para que quede hundido en la crema.
 -Tapar con el film y guardar en nevera de 4 a 5 horas como mínimo o mejor toda la noche.






-Desmoldar con cuidado,  quitar el papel film y adornar a vuestro gusto con fresas y sirope. El coulis o sirope si lo hacéis en casa es más natural, sano y de un sabor exquisito a fresas naturales. Podéis congelarlo y tener para todo el año. (Como hacer sirope o coulis).






 -Al llevar fruta fresca no es aconsejable congelar el pastel. Os arriesgáis a que se corte y las fresas se pueden oxidar y quedar feas.











 

sábado, 14 de abril de 2018

Tarta de chocolate y queso (Con glaseado espejo)


 -Esta tarta la hice para el cumpleaños de mi sobrina Aura pero estaba tan rica que no esperaré a celebrar otro cumpleaños para prepararla.




Ingredientes para la base:
125 gr. galletas de chocolate
50 gr. mantequilla derretida 
30 gr. avellanas o nueces trituradas

 Para la mousse:
200 gr. chocolate negro para postres 
300 gr. nata para montar
250 gr. queso mascarpone
150 gr. queso crema
120 gr. azúcar glas
3 hojas de gelatina

Glaseado espejo:
50 gr. agua, 100 gr. glucosa, 100 gr. azúcar 
65 gr leche condensada
100 gr. chocolate blanco de cobertura
3 hojas de gelatina + 35 gr. de agua
colorante alimentario 



 -Empezamos picando las nueces o avellanas, luego las galletas y lo mezclamos con la mantequilla derretida. Lo volcamos en un molde de unos 22 cm. y con el culo de un vasito o una cuchara, vamos repartiendo por toda la base del molde apretando un poco. Tapamos con un film y guardamos en el frigorífico.
 -Separar 30 gr. de nata para disolver la gelatina y montar el resto, guardarla en la nevera. 
 -Poner el chocolate negro troceado al baño maría o en el micro hasta que este completamente fundido, muy liso y sin grumos. Dejar atemperar un poco. 
 -Mientras va enfriando el chocolate, ponemos las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten y vamos batiendo los quesos con el azúcar hasta conseguir una crema suave.
 -Añadimos el chocolate poco a poco removiendo con cuidado. (Yo lo hice con las varillas eléctricas a  velocidad baja) Si el chocolate está muy caliente, puede que se corte todo y tendréis que tirarlo.
 -Reservar la crema y calentar los 30 gr. de nata, estrujar la gelatina y añadirla a la nata caliente. Remover hasta que se disuelva completamente. 
 -Mezclamos la crema de queso y chocolate con la nata montada, (también lo hice con varillas y suavemente). Agregamos la gelatina muy despacio y sin dejar de batir o remover.
 -Cuando este todo bien mezclado, lo volcamos en el molde con la base de galletas. Alisamos con una espátula o paletina y llevamos al congelador. Es mejor hacerlo la noche o el día antes para que esté completamente congelado.
 -Se me olvidaba deciros que para sacarlo del molde, aparte que tiene que estar supercongelado, os iría muy bien poner alrededor del aro una tira de acetato o tendréis que pasar un cuchillo fino. Si el molde es desmoldable mejor. Yo uso un aro sin base de acero inoxidable.









 -Para el glaseado espejo, hidratar la gelatina en agua fría hasta que se ablande; escurrimos y la disolvemos en los 35 gr. de agua muy caliente, removemos bien.
 -En un bol ponemos la leche condensada. En un cazo ponemos el agua, el azúcar y la glucosa al fuego hasta llegar a los 103º C. Retiramos del fuego y lo vertemos en el bol de la leche condensada, removiendo con una varilla hasta que esté bien mezclado.
 -Tendremos el chocolate blanco troceado en pequeños trozos y lo añadimos a la mezcla todavía caliente y removemos hasta que se derrita por completo. No batir, hacerlo con una espátula.
 -Seguidamente pondremos la gelatina disuelta y removemos con energía. Añadir unas gotas de colorante blanco, remover y agregar el colorante elegido para dar color al glaseado espejo. Pasar el turmix a velocidad baja hasta quedar sin grumos y con el color uniforme.
 -Ya podéis bañar la tarta, la mousse o el semifrío.



 

  -El glaseado de chocolate brillante es de Ettore Cioccia y nunca me ha fallado. Parece complicado pero en realidad es fácil, solo hay que seguir las instrucciones y pesar bien los ingredientes.
 - Si sobra glaseado se puede congelar, solo hay que sacarlo del congelador unas horas antes y calentarlo un poco en el micro.