Páginas

jueves, 19 de abril de 2018

Pastel de fresas


 -Antes de que se acabe la temporada de fresas, os voy a dejar este delicioso postre que hice con las primeras fresas de la temporada y que se me había olvidado en una carpeta sin editar.
 -También aquí se puede jugar con los ingredientes, como por ejemplo poner solo nata, sin queso o poner más yogur y menos queso etc..etc..siempre que la gelatina sea suficiente para que al quitar el molde no se desmorone.


  Ingredientes:

200 gr. nata para montar

250 gr.  queso mascarpone

1 yogur griego

75 gr. azúcar glas

25 gr. zumo de naranja

4 hojas de gelatina

300 gr. fresas naturales

sirope o coulis de fresas (Pincha aquí)

6/8 sobaos





  -En primer lugar forraremos un molde (estilo plumcake) con papel film. Foto

  -Montamos la nata y guardamos en el frigorífico, tapada para que no absorba olores.
 -Limpiamos las fresas y quitamos el rabito, las cortamos en laminas y reservamos.
 -Ponemos la gelatina en agua fría para que se hidrate.
 -Batimos el queso con el azúcar glas y añadimos el yogur, batir hasta mezclar bien. Agregamos la nata montada y seguimos batiendo a velocidad baja.
 -Calentamos el zumo de naranja hasta casi hervir; escurrimos las hojas de gelatina y las disolvemos en el zumo hasta que no queden grumos.
 -Dejamos entibiar y lo añadimos a la crema de queso y nata muy despacio y sin dejar de batir suavemente.





 -En el fondo del molde ponemos una capa de crema y encima unas fresas laminadas; capa de crema y otra de fresas y así hasta acabar con la crema que será la ultima capa. Dejar 1 cm. para poner los sobaos.
 -Poner una cucharada de sirope de fresas sobre cada sobao y colocarlos encima apretando para que quede hundido en la crema.
 -Tapar con el film y guardar en nevera de 4 a 5 horas como mínimo o mejor toda la noche.






-Desmoldar con cuidado,  quitar el papel film y adornar a vuestro gusto con fresas y sirope. El coulis o sirope si lo hacéis en casa es más natural, sano y de un sabor exquisito a fresas naturales. Podéis congelarlo y tener para todo el año. (Como hacer sirope o coulis).






 -Al llevar fruta fresca no es aconsejable congelar el pastel. Os arriesgáis a que se corte y las fresas se pueden oxidar y quedar feas.











 

sábado, 14 de abril de 2018

Tarta de chocolate y queso (Con glaseado espejo)


 -Esta tarta la hice para el cumpleaños de mi sobrina Aura pero estaba tan rica que no esperaré a celebrar otro cumpleaños para prepararla.




Ingredientes para la base:
125 gr. galletas de chocolate
50 gr. mantequilla derretida 
30 gr. avellanas o nueces trituradas

 Para la mousse:
200 gr. chocolate negro para postres 
300 gr. nata para montar
250 gr. queso mascarpone
150 gr. queso crema
120 gr. azúcar glas
3 hojas de gelatina

Glaseado espejo:
50 gr. agua, 100 gr. glucosa, 100 gr. azúcar 
65 gr leche condensada
100 gr. chocolate blanco de cobertura
3 hojas de gelatina + 35 gr. de agua
colorante alimentario 



 -Empezamos picando las nueces o avellanas, luego las galletas y lo mezclamos con la mantequilla derretida. Lo volcamos en un molde de unos 22 cm. y con el culo de un vasito o una cuchara, vamos repartiendo por toda la base del molde apretando un poco. Tapamos con un film y guardamos en el frigorífico.
 -Separar 30 gr. de nata para disolver la gelatina y montar el resto, guardarla en la nevera. 
 -Poner el chocolate negro troceado al baño maría o en el micro hasta que este completamente fundido, muy liso y sin grumos. Dejar atemperar un poco. 
 -Mientras va enfriando el chocolate, ponemos las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten y vamos batiendo los quesos con el azúcar hasta conseguir una crema suave.
 -Añadimos el chocolate poco a poco removiendo con cuidado. (Yo lo hice con las varillas eléctricas a  velocidad baja) Si el chocolate está muy caliente, puede que se corte todo y tendréis que tirarlo.
 -Reservar la crema y calentar los 30 gr. de nata, estrujar la gelatina y añadirla a la nata caliente. Remover hasta que se disuelva completamente. 
 -Mezclamos la crema de queso y chocolate con la nata montada, (también lo hice con varillas y suavemente). Agregamos la gelatina muy despacio y sin dejar de batir o remover.
 -Cuando este todo bien mezclado, lo volcamos en el molde con la base de galletas. Alisamos con una espátula o paletina y llevamos al congelador. Es mejor hacerlo la noche o el día antes para que esté completamente congelado.
 -Se me olvidaba deciros que para sacarlo del molde, aparte que tiene que estar supercongelado, os iría muy bien poner alrededor del aro una tira de acetato o tendréis que pasar un cuchillo fino. Si el molde es desmoldable mejor. Yo uso un aro sin base de acero inoxidable.









 -Para el glaseado espejo, hidratar la gelatina en agua fría hasta que se ablande; escurrimos y la disolvemos en los 35 gr. de agua muy caliente, removemos bien.
 -En un bol ponemos la leche condensada. En un cazo ponemos el agua, el azúcar y la glucosa al fuego hasta llegar a los 103º C. Retiramos del fuego y lo vertemos en el bol de la leche condensada, removiendo con una varilla hasta que esté bien mezclado.
 -Tendremos el chocolate blanco troceado en pequeños trozos y lo añadimos a la mezcla todavía caliente y removemos hasta que se derrita por completo. No batir, hacerlo con una espátula.
 -Seguidamente pondremos la gelatina disuelta y removemos con energía. Añadir unas gotas de colorante blanco, remover y agregar el colorante elegido para dar color al glaseado espejo. Pasar el turmix a velocidad baja hasta quedar sin grumos y con el color uniforme.
 -Ya podéis bañar la tarta, la mousse o el semifrío.



 

  -El glaseado de chocolate brillante es de Ettore Cioccia y nunca me ha fallado. Parece complicado pero en realidad es fácil, solo hay que seguir las instrucciones y pesar bien los ingredientes.
 - Si sobra glaseado se puede congelar, solo hay que sacarlo del congelador unas horas antes y calentarlo un poco en el micro.








 

viernes, 30 de marzo de 2018

Bacalao con guisantes


 -Con este bacalao con guisantes y huevo duro podemos dar por finalizado el ayuno cuaresmal.
Antiguamente se asociaba el bacalao salado al tiempo de cuaresma; hoy en día el bacalao es un lujo que se puede cocinar todo el año y de muchas y diferentes formas a cual más buena.



    Ingredientes:

  2 ó 3 trozos de bacalao

  1 cebolla

  2 pimientos del piquillo

  2 dientes de ajo

  2 huevos duros

  1 taza de guisantes hervidos

  caldo de pescado o fumet

  picada de almendras y pan tostado

aceite, sal, pimienta y perejil





 -Limpiamos el bacalao y lo troceamos. Cortamos la cebolla y el ajo muy pequeño.
En una sartén ponemos un poco de aceite, enharinamos ligeramente los trozos de bacalao y los freímos un minuto por cada lado, reservamos.
En el mismo aceite, (si hay mucho quitaremos un poco), ablandamos la cebolla y los ajos a fuego lento. Añadir los pimientos del piquillo también cortados. Sofreír y añadir un poco de caldo de pescado o fumet.
 -Aquí podemos seguir de dos maneras, añadir el bacalao y los guisantes y acabar de cocer, o triturar la salsa para que no se note la cebolla y quede una salsita fina y suave.
 -Si optamos por la segunda, añadiremos los guisantes  y el bacalao después de triturar la salsa.
 -Dejamos cocer unos 5 minutos y añadimos una picada con 6 ó 7 almendras tostadas y media rebanada de pan tostada o frita, un poco de perejil picado y dejamos unos minutos más.
 -Si veis que necesita mas caldo, le vais añadiendo un cacito o dos.






  -Para que el pescado, sobre todo el bacalao, quede jugoso y no se reseque es importante el tiempo de cocción. Con los dos minutos que le hemos dado en la sartén y los 7 u 8 con la salsa, es más que suficiente para que el bacalao no esté crudo y tampoco demasiado hecho.
 





 -Apartamos del fuego y añadimos los huevos duros cortados.
 -Me encantan los huevos duros y me apetecía comerme un par, pero he pensado que me quedaría con hambre y tenia un trozo de bacalao y un tarro de piquillos abierto, pues me he liado y a lo tonto a lo tonto me ha salido esta rica receta.
 -Cuidado con la sal que entre el caldo de pescado y el bacalao a mi me ha quedado salado no, lo siguiente.
 - Eso si, la salsa estaba para morirse! (de rica).







 

domingo, 25 de marzo de 2018

Cuscús y pollo Ras El Hanout


 -Ras El Hanout es una mezcla de hierbas y especias, cuyo origen viene del Magreb y que cada comercial elabora a su elección, eligiendo entre 4 y 30 especias distintas.
 -Esta es la receta del blog de Verónica Cocinando para mis cachorritos con la cual participo en el Reto #asaltablogs de este mes.



    Ingredientes:

  1 pechuga de pollo

  2 dientes de ajo

  1 taza de cuscús

  1 taza y media de agua (o caldo)

  2 cucharaditas de Ras El Hanout

  3 cucharadas de aceite de oliva





 -En un recipiente mezclamos el aceite y las especias, añadimos los ajos laminados y la pechuga a trocitos. Dejamos macerar dos o tres horas como mínimo.
 -Ponemos una sartén al fuego y salteamos el pollo con las especias y los ajos con el mismo aceite de maceración.
 (Aquí puse mi toque personal y le añadí un poco de nata porque me parecía demasiado seco.)






 -Poner el agua al fuego con un poco de sal (yo puse caldo de pollo) y cuando empiece a hervir, apagar el fuego y echar el cuscús. Dejar reposar unos 10 minutos o seguir las instrucciones del paquete.
 -Si lo cocéis con agua, podéis añadir media cucharadita de Ras El Hanout.
 -Emplatar con la ayuda de un aro, poniendo en la base el cuscús y encima los trocitos de pollo.






 -Es un plato muy sencillo y fácil de preparar, además el pollo es algo que suele gustar a la mayoría y con el sabor de las especias de los bereberes y el cuscús, salimos un poco de la monotonía de las comidas diarias.








sábado, 17 de marzo de 2018

Fabada asturiana


 -La fabada que os dejo hoy, no será muy asturiana ya que la hago un poco a mi manera y así resto tiempo y trabajo.
 -En la receta original se ponen "les fabes" en remojo la noche anterior, junto con la carne, huesos de jamón etc... Esta parte es la que no hago, las judías o fabes ya las compro cocidas y la carne si que la cocino, junto con un poco de jamón serrano y lacón.
 -Tampoco la morcilla y chorizo son auténticos de Asturias, he de conformarme con las imitaciones que tengo a mano (que no están mal). 



      Ingredientes:

   2 tarros de judías blancas cocidas

   1 cebolla,  2 dientes de ajo

   1 tomate sin piel ni semillas triturado

    300 gr. costillitas de cerdo

    100 gr. jamón serrano a dados

   150 gr. de trocitos de lacón

   2 chorizos

   2  morcillas

   sal, aceite, pimentón





 -Picamos o trituramos la cebolla y los ajos. En una olla o cazuela ponemos un poco de aceite y rehogamos la cebolla, añadimos el tomate, Dejamos un rato a fuego suave y ponemos las costillas de cerdo cortadas pequeñas, el jamón serrano a dados y el lacón. Cubrimos de agua y dejamos unos 45 minutos a fuego medio-bajo.
 -Si se evapora el agua, vais añadiendo pero que esté fría, nunca caliente. 
 -Ahora echaremos las morcillas y los chorizos enteros; pincharlos antes para que no revienten al cocer. Añadir un poco de pimentón, tapar y dejar cocer 15 ó 20 minutos más.
 -Sacar las morcillas y chorizos y comprobar que la carne, sobre todo las costillejas estén tiernas. de no ser así, dejar cocer un rato más dejando los chorizos y morcillas fuera.
 -Las costillitas de cerdo las he puesto en lugar del tocino, por eso de quitar grasas...

 Unas recomendaciones importantes:

 A- Debéis tener especial cuidado con la sal, es mejor ponerla al final de la cocción. Todo lo que hemos puesto ya lleva suficiente sal, sobre todo el jamón y lacón.
B- Seguramente tendréis que desgrasar el caldo, entre el aceite del sofrito y la grasa que suelta el chorizo se queda una fabada muy grasa y con una cuchara o cucharón lo vais desgrasando un poco.
C- Todo lo que sean legumbres es mejor hacerlo el dia o la noche anterior. Al reposar se queda un caldo más espesito y no se ven las judías nadando en un "aguachurry" clarito. Si no lo habéis probado, hacerlo y lo notareis.






  -Cuando haya enfriado el embutido, lo cortáis con un cuchillo afilado con cuidado que no se rompa mucho y lo echais otra vez en la olla.
 -Probar de sal y rectificar si es necesario. El pimentón puede ser dulce o picante.
 -Si ponéis toda la carne cortada  no hace falta sacar y cortar y otra vez a la cazuela, así nos ahorramos este paso. 





  -Siempre he oído decir que las legumbres cocidas con agua de lluvia, siempre quedan más tiernas.  -No se hasta que punto puede ser cierto, no lo he probado nunca, (no me acuerdo cuando llueve a poner un barreño en la terraza 😂😂).
-Espero que los asturianos no se enfaden por mis cambios en un legado tan preciado.





lunes, 12 de marzo de 2018

Bizcocho de manzana


 -Es el clásico bizcocho de manzana al cual puedes darle algunos toques personales. 
 -Como es la primera vez que lo hago, he puesto los ingredientes que pongo a la mayoría de bizcochos, no sabia exactamente como quedaría al añadir la manzana troceada a la masa; a veces se hunde o se queda la manzana en el fondo , etc... Pero no!! ha quedado la mar de húmedo, esponjoso y lo más importante, los trocitos de manzana se han repartido uniformemente por todo la tarta. 
 -Era un pequeño reto que tenia pendiente y ha sido un éxito, que he querido compartir con todo@s l@s que me leéis.


    Ingredientes:

  3 manzanas dulces

  250 gr. harina

  200 gr. azúcar

  4 huevos

  15 gr. levadura química (en polvo)

  1 yogur griego

  100 gr. aceite girasol

  aroma de vainilla

  un pelin de sal




 -Quitamos el corazón y pelamos las manzanas, cortamos laminas finas para poner sobre la tarta y el resto lo cortamos a trocitos pequeños para incorporarlo a la masa. Rociamos las manzanas peladas con zumo de limón para que no se oxiden. Reservar.
 -Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y doblen su volumen, (entre 5 y 7 minutos con varillas eléctricas).
 -Añadimos el yogur, el aceite y la vainilla, mezclamos bien y echamos la harina tamizada con la sal y la levadura. Lo haremos poco a poco y sin dejar de batir, aunque ahora lo haremos a velocidad mínima.
 -Agregamos la manzana cortada a trozos, removemos hasta que este bien mezclado.
 -Untamos un molde con mantequilla y espolvoreamos de harina, desechando la que no se quede pegada al molde.
 -Volcamos la masa en el molde, llenando tres cuartas partes. Colocamos las manzanas laminadas encima formando un dibujo y espolvoreamos con azúcar.



 


 -Metemos el molde en el horno que tendremos precalentado a 180º C. y dejamos unos 35/40 minutos. Pinchamos con una brocheta para asegurarnos que esta hecho por dentro. Yo lo he tenido en el horno 1 hora, pero supongo que será por el molde que es de loza.






-Cuando lo saquéis del horno y en caliente, pintar con un poco de gelatina o con una mermelada rebajada de melocotón o manzana.
 -Adornar con cerezas. Estas son picotas (no son aceitunas 😉) que tenia en almíbar desde hace cuatro años. Están muy buenas y muy dulces pero con los años las confituras y mermeladas se van oscureciendo.
-¿A que es chulo el molde?, me lo regalaron en el super. Dentro había una especie de paté  que se vendía a granel. Les pedí a las amables charcuteras si me lo querían guardar al acabar todo el el contenido. Tendré que hacerles una tarta para agradecerles el detalle.









 

sábado, 10 de marzo de 2018

Bacalao gratinado con all i oli


 -Este bacalao tan fácil de preparar es uno de los platos estrella en muchos restaurantes y no voy a aportar nada nuevo en la receta, ya está todo inventado. 
 -Una cosa si que no os podré aclarar es la procedencia del "All i oli"(ajo y aceite). Los catalanes dicen que es suya, los alicantinos también...yo soy de Menorca y ni siquiera estoy segura de que la "Mahonesa" sea nuestra. 
 -Dicen que se tiene constancia que el "alioli"ya existía en el siglo X en Egipto y que la "mahonesa o mayonesa" es un derivado del mismo y que en Menorca se le añadió el huevo. (Yo no estaba y no puedo asegurar nada).
 -De todas formas están los dos buenísimos y tampoco tengo muy claro como llamar a mi all i oli o mahonesa casera, ya que hago una mezcla que no cambiaría por ninguna otra salsa de este tipo. Le pongo un huevo entero, un diente de ajo, sal y aceite; lo monto con el minipimer de cuchillas y esta para morirse!! 




    Ingredientes:

  lomo de bacalao superior

  unos dientes de ajo

  guindillas, chili, etc...

  salsa all i oli

  aceite de oliva 







 -No pongo cantidades pero seria un trozo de lomo por persona, los ajos y chilis o guindillas a gusto del consumidor.
 -El bacalao no tiene que estar salado, es mejor fresco o congelado al punto de sal, así le saldrán las lascas y no estará tan seco.
 -En una sartén honda o cazuela ponemos una cantidad generosa de aceite de oliva, que cubra como mínimo la mitad del lomo. Colocamos los trozos de bacalao con la piel hacia arriba los ajos laminados y las guindillas troceadas si son grandes. Encendemos el fuego a temperatura suave, no debe llegar a hervir, solo se tienen que confitar los lomos. Irán soltando un caldo blanquecino pero no pasa nada, al rato le dais la vuelta con cuidado que no se rompa. Dejar escurrir sobre un papel de cocina.







 -El problema que tiene el bacalao es que si se pasa de cocción se reseca y al comerlo hace bola en la boca. Si está en su punto, se deshace y está muy suave. En este caso es mejor que quede más crudo ya que terminará de hacerse en el horno.
 -En una fuente o cazuela de barro colocamos los lomos con la piel hacia abajo y napamos con el alioli. Ponemos unos minutos al horno para que se gratine y cuando empiece a coger color ya estará a punto para ser degustado.









 -El aceite de confitar el bacalao lo podéis usar para preparar otros platos de pescado.