Páginas

domingo, 21 de enero de 2018

Falso caviar

-Hacía mucho tiempo que intentaba hacer estas pequeñas esferificaciones sin lograr que se cuajaran, pero ahora que ya le he cogido el punto, no paro de hacer el falso caviar como lo llaman.
-Da lo mismo dulce que salado, se puede hacer con los colores y sabores preferidos y aquí os enseño como hacerlo. 


  Caviar de caldo de pescado y tinta de calamar:

 250 gr. de caldo de pescado o marisco
 2 gr. de agar-agar 
 1/2 sobrecito de tinta de calamar o sepia
 1 jeringuilla o cuentagotas
 250 ml. como mínimo de aceite de girasol
 hielo picado




 -Tendremos preparado en el frigorífico un tarro de cristal con el aceite para que este bien frío y cuando lo saquemos lo meteremos en un bol con hielo picado, o sea, el tarro (de boca ancha) lo pondremos muy frío dentro de un bol con hielo.
-Calentar el caldo, añadir la tinta y mezclar bien. Antes de que empiece a hervir, ponemos los dos gramos de agar-agar y sin dejar de remover lo llevamos a ebullición. Dejamos cocer un minuto o dos y seguidamente hacemos las perlitas tan rápido como podamos. (Si se enfría ya no sirve).
 -Antes de que empiece a hervir hay que comprovar que no tenga grumos sino se pasa el minipimer.
 -Cuando lo quitamos del fuego, llenamos la geringuilla o cuentagotas y vamos echando las gotitas de una en una en el aceite frío.
 -Vereis que al principio flotan pero luego se van al fondo.
 -Con una cuchara o espumadera iremos sacando las bolitas  las pondremos en un colador muy fino. Después las pasaremos bajo el grifo para quitar el exceso de aceite y dejamos escurrir. Se guardan en un tupper en el frigorífico.


  Falso caviar de naranja: 

  200 gr. de zumo de naranja natural
  2 gr. agar-agar
  azúcar (opcional)
  aceite, jeringuilla, hielo etc...




  -No se si podéis apreciar que el bol donde pongo las perlitas con el cuentagotas está dentro de otro bol más grande con cubitos de hielo troceados entre bol y bol.
 -Después de colar las bolitas guardar el aceite en el frigorífico para usarlo otra vez.





 -Como veis, no es nada difícil, solo hay que tener un poco de paciencia. También podéis hacer el falso caviar con todo tipo de líquidos y sabores, por ej. pimientos del piquillo triturados con un poco de caldo y pasados por un colador muy fino. De zumos de fruta o verduras, caldos etc...
 -Va muy bien para adornar cualquier postre o platos salados y como se conserva muchos días, se puede tener preparado para cualquier ocasión.





domingo, 17 de diciembre de 2017

Mousse de salmón ahumado

 -Me gusta descubrir nuevos sabores y texturas, en este caso quiero compartir este mousse de salmón ahumado que me ha dejado gratamente sorprendida, por su sabor y fácil preparación. Este será sin duda uno de los aperitivos de estas Navidades.
 -La receta es el robo del reto #asaltablogs a Juanan Sempe, que tiene un blog de lo más variado y divino. Este mes, al ser el ultimo de este año, se hace el sorteo Amigo Invisible y yo tuve la suerte de que me tocara a mi asaltar su blog.




 Ingredientes:

150 gr. salmón ahumado

75 gr. de nata o leche evaporada

75 gr. de queso crema

pimienta negra

pimentón picante

4 ó 5 gotas de limón (opcional) 




Picar el salmón hasta que quede una pasta fina. Poner en un bol junto con el resto de ingredientes. Mezclar todo con una varilla eléctrica.
 -La pimienta y el pimentón también es opcional pero en caso de ponerlo, añadir solo la puntita de un cuchillo. No debe perder el sabor a salmón.
 -Os dejo el enlace por si queréis ahumar el salmón en casa, es facilísimo y queda muy rico. Si os sobra, podéis congelarlo envuelto en papel film y dentro de un tupper. Salmón ahumado casero.









 -Para servirlo, podéis ponerlo sobre unas rebanaditas de pan o en unas mini tartaletas con una manga pastelera de boquilla rizada. Espolvorear con eneldo seco o fresco.






 -Hice otro intento de falso caviar y esta vez me quedo estupendo, llevaba varios intentos y todos fallidos; ahora ya le he cogido el truco.
 -Este lo hice con caldo de marisco y tinta de calamar. ¿A que ha quedado chulo? 






























 -La primera vez que hice el mousse, nos lo comimos y me quedé sin fotos para el post. He de reconocer que estaba delicioso pero la segunda vez, usé salmón autentico de Islandia que me trajo mi hijo y mi nuera, que estuvieron allí la semana pasada y no tiene punto de comparación con el salmón que estamos acostumbrados a diario. ¡Un verdadero lujo!


PD: La receta del blog de Juanan (que es una maravilla), aquí: Tartaletas de mousse de salmón.







viernes, 15 de diciembre de 2017

Canelones de carne de mi abuela


 -Existen una gran variedad de canelones con diferentes rellenos. Los he comido de muchas clases, pero los que más me gustan son los caseros y con la receta de mi abuela. Para gustos, colores y aunque tienen un proceso laborioso, no cambio la receta nunca.
 -Yo compro las placas de pasta para enrollar la carne pero mi abuela las hacia ella misma de una en una, como los creps. Mi paciencia no da para tanto y como ya os he dicho, a mi se me hace larga su preparación; por eso cuando preparo canelones para todos (para que se lleven su bandeja a casa) hago un montón, o sea, 80 ó 100 unidades.


Ingredientes para el relleno:
2 kg. carne de ternera
1 kg. carne de cerdo
1/2  pollo deshuesado
4 ó 5 higaditos de pollo
2 pimientos verdes
4 cebollas grandes
1 cabeza de ajos (pelados)
300 gr. de tomate crudo pelado
3 hojas de laurel
una ramita de tomillo
1 vaso de vino blanco
aceite,sal y pimienta negra




 -Pediremos al carnicero que nos corte toda la carne a dados del tamaño de una nuez.
 -En una cazuela bastante grande ponemos un buen chorro de aceite de oliva y la carne. Vamos sellando la carne que soltará bastante líquido pero no importa. Mientras cortamos las hortalizas también un poco grandes y las vamos añadiendo a la carne. Primero las cebollas y ponemos un poco de sal para que suden y no abulten tanto. Seguimos con los ajos enteros y pelados, luego los pimientos.
 -Vamos removiendo de vez en cuando y echamos el laurel y tomillo, la sal y pimienta que necesite. Si acaso ya iremos añadiendo más sal.
 -Añadimos el tomate que puede ser natural o de lata. Dejamos reducir a fuego medio-bajo y así como vaya perdiendo líquido, iremos añadiendo el vino.
 -Si lo cocéis tapado podéis bajar el fuego y que simplemente vaya haciendo chup-chup. En estos momentos es cuando la cocina empieza a oler a gloria. No tengáis prisa, dejar cocer hasta que la carne se deshaga por si sola.
 -Si veis que se acaba el caldito, vais añadiendo chorritos de agua o caldo(mejor caliente). No tiene que quedar seco porque al triturarlo se secará más y no tiene que hacer bola al comer. Dejad como si fuera un estofado un poco caldoso. Rectificar de sal









 -Picar la carne con una picadora de carne, (la un, dos, tres, pica demasiado fino).
 -Hervir las placas de los canelones o remojarlas, según las que uséis. Colocarlas sobre un lienzo y  poner un montoncito de carne picada sobre cada una. Ir enrollando y apretando al mismo tiempo.
 -Si al estar la carne picada veis que ha quedado un pelín seca, podéis añadir un poco de leche.
 -En una fuente que pueda ir al horno, ponéis un par de cucharadas de bechamel. La bechamel, que cada uno la haga a su manera, también hay mil maneras de hacerla.
 -Colocar los canelones sobre la base de bechamel hasta tener la fuente llena.






  -Napar completamente la fuente hasta cubrir todos los canelones. Si os gustan con más bechamel les ponéis un poco más, al gratinar se irá espesando. 
 -Espolvorear queso rallado por encima y poner unas bolitas de mantequilla y gratinar en el horno hasta que cojan un poco de color.






 -Tengo dos maneras de guardar los canelones, una es cuando están enrollados, los pongo en una placa grande sobre un papel parafinado o de horno y los meto en el congelador, cubiertos con papel film para que no se sequen y cuando están congelados, los guardo en tuppers grandes y voy sacando los que necesito haciendo más bechamel. La otra forma es dejarlos como en la foto de arriba, sin gratinar y congelar toda la bandeja. Cuando vayáis a comerlos, se ponen en el horno "sin descongelar", si lo hacéis, se cortará la bechamel y se aguaran.













 -Si tenéis restos de carne de estofados, asados o carne de caldo, podéis aprovecharla y añadirla a la cazuela antes de acabar la cocción, siempre y cuando no sea carne muy especiada o con salsas fuertes, de lo contrario os estropearía todo lo anterior y no merece la pena después de tanto trabajo.

 -Espero que no os hayáis asustado con tanta elaboración, pero si los hacéis seguro que todos se van a relamer.






domingo, 26 de noviembre de 2017

Patatas con bacalao y huevos fritos


 -En Menorca, desde hace unos pocos años, se ha puesto de moda comer la langosta con patatas fritas y huevos rotos. Yo no la he probado así, pero con lo que cuesta la langosta fresca prefiero darle otro uso.
 -Perooo...he descubierto un un delicioso plato con huevos rotos y patatas fritas con bacalao, en el blog de Chary Mi cocina y otras cosas que este mes le ha tocado a ella ser asaltada en el reto #Asaltablogs y le hemos robado un montón de recetas.




  Ingredientes para 2 personas:

  200 gr. de bacalao

  4 patatas

  4 huevos

  1 cebolla mediana

  ajos, aceite y sal





 -Como veis, es un plato muy sencillo, económico y fácil de preparar y lo más importante es que está para chuparse los dedos. (Os confieso que casi me sientan mal, no podía parar de comer). Esta receta se queda en casa para siempre.
 -Pelamos las patatas y cortamos. Yo las corté de canto y pequeñas. Preparamos una sartén con suficiente aceite para freír las patatas. 
 -Pelamos la cebolla y cortamos en juliana o brunoise como queráis, un poco más grande que las patatas.
 -Si el bacalao está salado, lo desaláis como tengáis costumbre, si es fresco o congelado podéis escaldarlo para quitar la piel o pasarlo por la sartén a fuego muy lento sin que el aceite llegue a hervir. Limpiar de piel y espinas y trocear.
 -Freímos las patatas en aceite bien caliente para que nos queden crujientes, con un par de dientes de ajo. (Un pequeño inciso: no todas las patatas sirven para freír)
 -A media cocción, añadimos la cebolla, que nos quede blandita pero los trozos enteros. Unos minutos antes de apartarlo del fuego, ponemos el bacalao. Damos unas vueltas para que se mezcle todo y lo escurrimos sobre un papel de cocina para quitar todo el aceite posible.
 -Mientras tendremos preparada otra sartén y con el mismo aceite haremos los huevos fritos, dejando la yema sin cuajar. Los ponemos sobre la fritura anterior que la tendremos en el plato o fuente de servir y rompemos las yemas.


 



 -Mas fácil es casi imposible y ya os he dicho antes que me había gustado mucho, no, muchísimo y os animo a que lo hagáis en casa. 
 -¡Para que un plato sea de 10, no hace falta langosta!.

 -PD: Si queréis ver la receta original de Chary: Patatas con cebolla, bacalao y huevos rotos







viernes, 24 de noviembre de 2017

Cachopo asturiano


 -Aunque el cachopo es conocido a partir de medianos del siglo XX, en Asturias ya se preparaba mucho antes. 
 -Es un plato que tenia que hacer si o si, me hacia mucha ilusión, no se si por sus medidas tan extravagantes o por pura curiosidad. 
 -Y aquí mi gran experiencia con el "gran cachopo",



   
   Ingredientes:

  2 filetes grandes de ternera

  jamón serrano

  lonchas de queso

  3 huevos

  pan rallado y harina

 sal y pimienta

  



 -Para tener éxito y que quede espectacular, tendréis que pedir al carnicero que os de los filetes de una parte muy tierna, que estén enteros pero cortados muy finos. A mi me dio de la parte de la cadera y me quedó el cachopo muy sabroso, vamos, que  se deshacía en la boca.

 -Colocar los dos filetes uno al lado del otro de manera que al cerrarlos casen bien. Salpimentar a gusto y sobre uno de ellos colocamos las lonchas de queso, dejando un poco más de 1 cm. a los lados para cerrar.
 -Encima del queso ponemos el jamón serrano y tapamos con el otro filete. Foto abajo ⟱







 -El mio media 38 cm. y para empanarlo tuve que poner palillos alrededor porque no podía manipularlo bien. Así se quedó bien sujeto y pude rebozarlo sin problemas sin que se cayera el queso y el jamón.






 -Cuando hayáis puesto los palillos, lo pasáis por harina, luego por los huevos batidos y lo ultimo por el pan rallado. Ponerlo en una fuente o bandeja y quitar los palillos con cuidado de que no se abra. ¡¡Ojo, no dejéis ningún palillo!!
 -Es importante que apretéis bien los bordes, si se sale el queso al freír ya no queda tan vistoso.
 -Freír en abundante aceite caliente y dorar por los dos lados, bajando un poco el fuego para que no se queme el rebozado.






  -No tenia ninguna sartén lo suficientemente grande y tuve que usar la paellera y menos mal que se encogió un pelín porque le quedaban las puntas fuera. 😂 
 -Quitar el sobrante de aceite colocando el cachopo sobre papel de cocina.






 -Al final, con una espátula grande de madera y las pinzas de la barbacoa pude darle la vuelta y luego sacarlo, pero no creáis que fue tarea  fácil, tenia tanto miedo a que se desmontara todo o que se abriera y saliera el relleno... Pero hubo un final feliz y la felicidad fue total al comerlo. ¡Mirad como salia el queso al partirlo!









 -Espero no haberme equivocado mucho y que me perdonen los asturianos por los errores y los disparates que haya podido escribir. Estoy dispuesta a aprender si alguien quiere corregirme.


 





 

domingo, 29 de octubre de 2017

Calamares con salsa americana

 -Ultimamente me ha dado por platos marineros, sobretodo por los calamares. Aunque suelo hacer calamares con distintas versiones, no se me ocurre poner el post; al ser unos platos de diario no tienen porque ser menos interesantes y ricos.
 -En este caso, los Calamares con salsa americana, son del blog de Obdulia Duldy´s Kitchen, y con esta receta participo en el reto #Asaltablogs 5ª Temporada.


  
    Ingredientes:

  2 calamares grandecitos
  1 cebolla grande
  2 dientes de ajo
  2 tomates 
  1 guindilla 
  1 vasito de brandy
  1 hoja de laurel
  1 vaso de caldo de pescado 
   pimienta negra molida
 





 -Se limpian los calamares de tripas y piel y los cortamos. En una sartén con un buen aceite de oliva, salteamos los calamares. 
 -Echamos el brandy y flambeamos, ponemos sal, la guindilla, pimienta y una hoja de laurel. Dejamos reducir el brandy mientras trituramos la cebolla, los ajos y los tomates pelados y sin semillas.
 -Añadimos el puré de cebolla a los calamares y dejamos cocer un rato. Ponemos medio vaso de caldo caliente, tapamos y dejamos a fuego lento. Yo lo cambié de la sartén a una cacerola para que la cocción fuera más lenta y la tapa cierra mejor.




 -Dejar cocer a fuego lento hasta que los calamares estén completamente tiernos. Si hace falta, vamos añadiendo el resto del caldo.
 -Este plato me ha sorprendido gratamente. Los calamares me encantan de cualquier manera, pero estos han sido un lujo.
 -Los podéis acompañar con arroz, patatas, verduras etc... Incluso como tapa no tienen rival.


 -¿Quien se atreve a decir que no a esa deliciosa tapita de calamares?





sábado, 28 de octubre de 2017

Larvas y gusanos (Halloween 2017)

Halloween 2017


¿A quien no le apetecen unas larvas o gusanos para este Halloween? 💀😝

  Ingredientes:

  300 gr. de harina

  100 gr. de azúcar glas

  140 gr. mantequilla

  aroma de limón o vainilla

  azúcar para rebozar (opcional) 

  1 peine de púas largas




 -En un bol mezclamos todos los ingredientes con la mantequilla a temperatura ambiente.
 -Sacamos del bol y amasamos sobre la mesa hasta conseguir una masa fina y que no se pegue.
 -Hacemos una bola y dejamos una media hora en el frigorífico envuelta en papel film o metida en una bolsa para bocadillos. 
 -Sacamos la masa de la nevera y hacemos porciones de unos 25 gr. más o menos.
 -En la foto (abajo) veréis el paso a paso para que os hagáis una idea de como se hacen los gusanos.



  
-Cogemos una porción de masa y la aplanamos. colocamos sobre el peine de púas y apretamos un poco para que se marquen bien las rayas. Si apretáis demasiado, la masa os saldrá por el otro lado de las púas y se romperá al enrollar. 
 -Empezamos enrollando desde el mango y al llegar al final, con el dedo, mojamos la masa con un poco de agua par que no se desenrolle al cocer.
 -Si se os pega la masa al peine, poner un poco de harina entre las púas.



  
 -Si le dais un poco de curva en algunas larvas, tendrán un aspecto más asqueroso y parecerá que se están revolviendo vivas.
 -Podéis rebozarlas en azúcar grano antes de hornear y las vais colocando en una placa forrada con papel de horno.
 -Guardar en el frigorífico unos 10 ó 12 minutos, lo que tarda en precalentarse el horno. Meter la placa en el horno a 200º C. de 12 a 15 minutos. 





 -Mirad que monada!! ¿A que no son tan asquerosos como parecen?... incluso da pena comerlos.
 -Además podéis decorarlos a vuestro gusto, ya sea con chocolate o sin el, están de muerte.
 




                        ¡¡Pasad un terrorífico y asqueroso Halloween!!